Testimonios

Lo que opinan quienes ya me acompañan en esta aventura canina.

Me puse en contacto con Fernando porque Shani corría 1km y luego dejaba de interesarle el tirar. Además no teníamos ningún tipo de metodología de entrenamiento y así progresar resultaba muy difícil. Desde que nos pusimos en sus manos, Shani empezó poco a poco a disfrutar mucho más de correr y a formar cada vez un mejor equipo conmigo. Hemos progresado mucho y también hemos aprendido a tomarnos todas las dificultades que vayan surgiendo por el camino con mucha más paciencia. No tenía una preparación específica para Shani y a veces me aburría entrenando. Gracias a la variedad de los entrenamientos que Fernando nos propone, al adaptarlo según nuestras necesidades en cada momento y que la preparación del perro esté siempre muy presente en todo el trabajo que hacemos, no solo mejoramos semana a semana, sino que disfrutamos como nunca corriendo juntos
Manu Canosa y Shani
Lausanne
Estaba muy desconcertado con algunas cosas que hacía Eder y no acaba de comprender el porqué las hacía. Después de empezar a trabajar con Fernando, conseguí entender muchas situaciones que antes me resultaban muy extrañas y el encontrar esos motivos nos ayudó a ambos a relajarnos para así poder centrarnos en nuestros objetivos deportivos. Jamás pensé que el hecho de analizar las cosas para poder emitir luego un diagnóstico y ponernos a trabajar en la dirección correcta, pudiera ser la clave del éxito. Gracias a Fernando sé que nuestra preparación va siempre por el buen camino.
Óscar Olmo y Eder
Valladolid
Decidí llamar a Fernando para que fuera nuestro entrenador porque, aunque la situación con mi perro Maverick no era mala, había algunos detalles de nuestra preparación que me apetecía trabajar. Supe que había acertado cuando vi que no parábamos de evolucionar y, sobre todo, que la confianza y el respeto que Maverick y yo nos teníamos aumentaba paso a paso. Necesitaba a alguien que se comunicara de una forma sensible conmigo tanto en los momentos buenos como, sobre todo, en los malos. Con Fernando a mi lado sé que siempre me sentiré escuchado
Víctor Hernández y Maverick
kimacross.blogspot.com.es
Antes de contactar con Fernando no conocía bien a mis perros ni tampoco sabía de lo que realmente eran capaces. Ahora no paran de sorprenderme, estamos continuamente buscando nuevos retos, cada vez más unidos, y siento la necesidad de pasear junto a ellos cada día para verlos ser lo que realmente son, ¡perros! Con la ayuda y la profesionalidad de Fernando sé que podré conseguir todo lo que me proponga junto a mi perra. Me involucro al 200% con el entrenamiento de Gabby, porque gracias a Fernando sé que encontraremos la solución y si no la buscamos. Y todo siempre desde la humanidad y el respeto por el perro.
Joseba García y Gabby
Galoka’n Dog Barber
Sabía que no estaba haciendo las cosas bien con mi perro Surco porque salíamos a correr sin ninguna planificación, sin orden. Tanto podíamos pasarnos 15’ corriendo, como una hora. Y claro, Surco comenzó a pararse y a no querer seguir corriendo. Ahora mismo y después de seguir las indicaciones de Fernando, noto a Surco más feliz y más unido a mí. Siempre está pendiente de dónde estoy pero sin perder su independencia como perro. Me da mucha tranquilidad saber que tengo siempre ahí a alguien que escucha mis problemas, tanto si son sobre cosas relacionadas con el entrenamiento como si no. La buena estructura de los entrenamientos hace que por fin vea resultados.
Fernando Martialay y Surco
Guadalajara
Me ponía muy triste ver cómo Jara no tiraba y se paraba en las cuestas, pero sobre todo verla tan baja de ánimos. Por eso decidí contactar con Fernando y me alegro de haberlo hecho. Jara fue motivándose y ganando confianza en sí misma poco a poco, y también he entendido que tengo que creer en ella y respetar sus tiempos para que no pierda esa motivación. Me ayuda mucho el interés diario que muestra Fernando por mí y por mi perra, adaptando nuestros entrenamientos teniendo en cuenta mi situación personal en todo momento.
Nohelia Robles y Jara
entrenanohesport.es
Kala tenía 3 meses y quería empezar con sus clases de adiestramiento y educación canina cuanto antes. Por eso contacté con Fernando y decidí apuntarme a sus clases grupales de cachorros. Fue una decisión muy acertada porque conseguí que fuera una perra más obediente y con la que puedo pasear tranquila tanto con ella suelta como con correa, siempre está pendiente de dónde estoy. Pero lo que más me gusta es ver lo bien que se relaciona con otros perros y personas, además de lo segura que es de sí misma. Fernando me ayudó a ver la importancia de nunca castigar al perro, sino de premiarlo por las cosas que hace bien. Entiende muy bien cómo piensa cada perro y gracias a él sé cómo mantener a Kala centrada, motivada y he aprendido a entenderla mejor.
Mariló y Kala
Noia