Mi vecina Marité

Quizás te interese muy poco qué hago todos los días a las 8:30 de la mañana, pero para mí es importante.

Te lo cuento.

Correr.

Si hace frío llevo gorro y guantes, si hace calor camiseta corta, si llueve una chaqueta impermeable. Me acompaña alguno de mis perros, claro.

Es algo que te recomiendo, el que te acompañe tu perro, digo. Llevar chaqueta impermeable si llueve es algo que no debería preocuparte.

El tema es que como soy tan rutinario, mientras yo vuelvo a casa corriendo mi vecina me pasa en el coche porque va a trabajar. Así todos los días durante más de un año.

Si había ocasión nos saludábamos, pero no más. El caso es que yo siempre esperaba con ilusión que ella me pasara para saludarla, y creo que ella estaba deseando adelantarme para devolverme el saludo.

Esa era, hasta ayer, mi relación con mi vecina.

Porque ayer, por fin, Marité (así se llama), decidió parar el coche a mi lado y bajar la ventanilla.

Vaya encanto de mujer. Tiene una tienda de electricidad y también un perro. Está a punto de jubilarse y me confesó que, como los sábados no va a abrir su negocio, está puntual con su café en la ventana esperando a verme pasar corriendo con mis perros.

Le dije que me dedicaba a grabar vídeos entrenando con mis perros, en casa, para luego subirlos a internet y ayudar a que la gente mejorara su convivencia con sus perros.

Alucinó, claro.

Pero al mismo tiempo se le iluminaron los ojos, quizás al ver el entusiasmo con el que se lo contaba.

Me encantó conocer a Marité, la verdad. Y que, después de un año, parara su coche para hablar conmigo.

A veces necesitamos mucho tiempo para tomar esa decisión que nos ronda por la cabeza pero para la que siempre tenemos una excusa.

Por ejemplo, hacer deporte. Yo no podría vivir sin salir a las 8:30 todas las mañanas a correr con mis perros. Además, si no lo hiciera nunca conocería a mi vecina Marité.

El caso es que hoy, antes de salir a correr, grabé un episodio del podcast en donde te hablo de 5 actividades sencillas para mantener a tu perro en forma y sano, entre otras cosas.

Me gusta cómo ha quedado, y eso no siempre pasa. Cuando preparas mucho contenido cada semana, no siempre se da la magia de quedar satisfecho. Casi nunca, vamos.

Pero hoy sí.

Si te apetece escucharlo, lo tienes aquí:

Cómo mantener a tu perro en forma y sano

Fernando Pérez

Fernando Pérez