El perro de canicross. 10 consejos para que tu perro corra

Cuando nos decidimos a practicar canicross, puede ser muy frustrante no conseguir que nuestro perro tire constantemente delante de nosotros, además de que si éste no lo hace y, por el contrario, lo sobrepasamos o corremos con él a nuestro lado, podemos ser penalizados por el juez de carrera. Ya contamos en este blog qué pautas seguir para adquirir nuestro primer perro de carreras, cómo entrenarlo y también cómo afrontar nuestra primera carrera. En esta ocasión os dejamos diez prácticos consejos con los que, bien empleados, podrás conseguir que tu perro corra con ganas.

  1. Positiviza el arnés: nuestro perro puede sentirse incómodo o “raro” la primera vez que le pones el arnés. Primero preséntaselo y que lo huela, en ese momento refuérzalo con un trozo de comida apetitosa. Esconde el arnés y repite la operación unas cuantas veces. A continuación puedes ponérselo y volver a premiar con comida, dejándoselo puesto cada vez más tiempo.
  2. Juega con él mientras tiene el arnés puesto: si tu perro es un apasionado de la pelota, puedes jugar con él después de ponerle el arnés, así aprenderá que, cuando lo lleva, todo es positivo.
  3. Paseos con el arnés: si sales a correr con tu perro suelto, ocasionalmente puedes hacer que éste lleve su arnés puesto al mismo tiempo que disfruta corriendo “free” por el bosque.
  4. Premiar cuando el perro tire: a todos nos gusta que nuestro perro no tire de la correa pero, en este caso, eso es precisamente lo que queremos, así que si sales a pasear con él, ponle también el arnés y refuerza con comida cada vez que vaya delante de nosotros tirando con ganas.
  5. Haz una sesión corta en tu primer enganche: esto es de vital importancia para que el perro acabe con ganas y establezca una relación positiva con la actividad. No más de quinientos metros, tiene que ser siempre progresivo, no intentes avanzar demasiado rápido.
  6. Utiliza a alguien como estímulo: en ese primer enganche puedes pedir a alguien de tu familia que avance unos metros, se pare y llame al perro. Cuando éste arranque, aprovecha para meter tu comando de voz para la salida y, al final, refuerza con tono de voz efusivo y caricia.
  7. Pide ayuda a tus otros perros: si sales a correr con varios perros a la vez, deja que unos vayan sueltos y engancha a otro, lo normal será que se motive mucho corriendo con sus compañeros de manada. Refuerza con el tono de voz siempre que tire y trabaje con ganas.
  8. No olvides reforzar siempre al final de la actividad: puedes hacerlo con comida, tono de voz efusivo o lúdicamente, jugando con él a la pelota, por ejemplo. Intenta hacerlo lo antes posible después de finalizar la actividad, que el “timing” sea mínimo, no más de cinco segundos.
  9. Mantén a tu perro en calma unas horas antes de la actividad: así conseguirás que, en el momento de correr, canalice ahí toda su energía.
  10. Los perros no son máquinas: aprende a leer a tu perro. Igual que nosotros, tu perro tendrá días en los que no le apetezca correr. No te frustres, da por finalizada la actividad, iros a casa y ya irá mejor otro día. Si el problema persiste, pide ayuda a un especialista canino.
FER educador canino

FER educador canino

Esta entrada tiene un comentario

  1. Hola Patricia. Muchas gracias por tu aportación a nuestro blog. Me parece súper-interesante ese programa de turismo deportivo, felicidades. Estaremos encantados de colaborar contigo en todo lo que necesites. Puedes escribirnos un e-mail a senbaladestramento@gmail.com y nos cuentas más en detalle de qué se trata y en qué podemos ayudarte. Un saludo.

Comentarios cerrados.