Sobre las cosas malas

Sobre las cosas malas

Solemos preocuparnos mucho porque nuestro perro sea obediente, pero menos por prevenir que los problemas no sucedan. Una cosa no puede separarse de la otra, te explico el porqué👇⁣

Imagina que estás entrenando la llamada con tu perro. Una regla esencial es que tu perro debería acertar siempre, cada vez que escuche su nombre y la señal de llamada. Bien, si vuestra llamada aún no es muy sólida, si aparece cualquier distracción, como otro perro, es probable que si lo llamas, esa llamada no funcione. Si insistes, ya aparece lo malo: llamar 1000 veces a tu perro sin éxito. ⁣

¿Qué hago entonces? En ese caso o bien le pones la correa a tu perro, o después de la primera llamada no vuelves a insistir, vas a por tu perro y te lo llevas con calma. ⁣

Seguro que si piensas un poco puedes identificar muchas situaciones en el día a día con tu perro en las que bien él se ha reforzado negativamente (aprende algo que luego se convierte en un problema), o han sucedido porque no has sabido anticiparte. Así solo conseguirás poner tiritas sobre esas heridas en vuestra relación👇⁣

Con tu perro, siempre mejor prevenir que lamentar 😉 Si me dices abajo ese problema que ensucia la vida al lado de tu perro, te leo y seguro que juntos le encontramos más sentido a lo que acabas de leer. ⁣

Fernando Pérez

Fernando Pérez

Deja una respuesta