Cómo enseñarle a tu perro a estar tranquilo

Para ciertos perros la idea de aprender a no hacer nada es más importante que cualquier otra señal. Son los que yo llamo perros con mucha pulsión, esos que anticipan el refuerzo y lo asocian con cualquier cosa.

Por eso con este post no solo quiero enseñarte a conseguir con tu perro una posición tranquila, sino sobre todo un estado emocional tranquilo.

Te será de gran utilidad el pedirle o ayudarle a calmarse en situaciones en donde vas a necesitar que él esté relajado y a gusto al mismo tiempo.

No deberías pedirle todo esto a tu perro para forzarlo a calmarse de repente antes de un momento caótico o de máxima actividad. Para él será muy difícil volver a la calma en pocos segundos.

Pero sí será importante para momentos de vuestro día a día que requieran calma, como cuando viajáis en coche o lo peinas y aseas.

Para conseguir un estado emocional de calma y relax, tu perro debe confiar antes plenamente en ti, y la confianza es algo que debes ganarte durante el día a día con él.

¡Vamos allá con las técnicas de entrenamiento!

TÉCNICAS DE ENTRENAMIENTO

  • Cuando tu perro esté relajado por sí solo, puedes empezar a enseñar esta señal, lo que en adiestramiento canino se llama “capturar un comportamiento”. Acércate a su cama y en un tono bajo y que transmita calma, a la vez que lo acaricias de forma suave, vete diciendo la señal “calma”.
  • Repite esto varias veces al día, siempre coincidiendo con la posición y el estado de calma de tu perro.
  • En un ambiente libre de distracciones, pídele o ayuda a tu perro a que se acueste acariciándolo de forma suave. Es vital que tú transmitas tranquilidad. Cuando él lo haga, metes tu señal “calma”.
  • Cuando hayas repetido todo lo anterior bastantes veces al día y durante varios días, pídele a tu perro que se tumbe y luego dices tu señal “calma”. Tu perro debería estar ya preparado para hacerlo y ponerse a descansar. Cuando lo haga dile “muy bien” de una forma suave y acarícialo también con ternura.
  • Puedes empezar a usar tu señal “calma” en situaciones estresantes, pero no desmotives la palabra pidiéndoselo a tu perro en momentos en los que ves claramente que le resultará imposible relajarse. Espera un poco hasta que ese ambiente se relaje y estés seguro de que tu perro tiene posibilidades de acertar.
  • Para conseguir esa posición y estado emocional de relax en lugares comprometidos como la clínica veterinaria, tu perro necesita confiar plenamente en ti. Así que otra vez asegúrate de que tu señal “calma” no está asociada con un momento o lugar que tu perro odia porque de nuevo la estarás desmotivando.

Ahora te animo a complementar esta entrada con “cómo enseñarle a tu perro a irse a su sitio”. Y además a quedarse tranquilo y en calma en él.

Fernando Pérez

Fernando Pérez

Deja un comentario